lunes, 25 de junio de 2012

Siete golpes de Tambor, para ayudarnos a cambiar (1)

Urano y Plutón, dos factores astrrológicos tal vez no muy bien comprendidos, formaran una cuadratura o ángulo de tensión (90°) en siete ocasiones. Esto ocurrirá durante los próximos cuatro años, 2012-2015. La autora Arielle Guttman llama a esto: "Siete Latidos - Los Tambores del Cambio" para estar en sincronía con el período de transición de estos tiempos. Según la visión de Guttman, la mejor forma para conectarse con este mensaje de los astros, es la siguiente: De pie en la cima de una montaña (laderas o playa o recinto sagrado) en una reunión de amigos con un gran tambor y sonajas, tocar el tambor lentamente para invocar a los mejores recursos posibles para estos tiempos de cambio. Arielle dijo sentír como si esta visión para el cambio del mundo fuera enviada por las voces ancestrales y sería una buena manera de honrar este momento tan especial de cambio.
La primera de estas cuadraturas, entre Urano Plutón se produjo ayer 24 de junio 2012. Siguiendo a Arielle Guttman, muchos años atrás, la conjunción (ángulo 0°) de estos dos planetas, produjo un proceso al que llamó “Despierta, opina y acciona”. Hubo tres alineaciones exactas de Urano y Plutón, durante los años 1960, específicamente en 1965 y 1966 (2), cuyos efectos se prolongaron durante cinco años más allá de la conjunción. La energía de estos dos planetas le dio poder a las personas y dio lugar a un despertar y a una elevación de la conciencia que es similar a una luz brillante en un mar de oscuridad. Este momento, corresponde al segundo momento de lo que comenzó en la década de 1960. Cada una de estas cuadraturas invocará desde el corazón respuestas inteligentes a esta convocatoria de cambio planetario de una manera creativa y amorosa.
La cuadratura es un ángulo de 90°. Si tomamos el Simbolo Sabiano para el grado 90 del Zodiaco (3) "En un barco, los marineros bajan una vieja bandera y elevan una nueva. Estamos navegando en un barco llamado el planeta Tierra a través del océano cósmico. Nosotros, los habitantes del planeta Tierra, estamos bajando una vieja bandera y levantando una nueva. La lealtad a las instituciones que pensábamos “nos protegían” - religiosa, financiera y políticamente - están siendo seriamente cuestionadas. Debido a que este conjunto de cuadraturas afecta a los signos de Capricornio y Aries, su trayectoria parece que va a suscitar un nuevo tipo liderazgo en nuestras comunidades. Lo que esta cuadratura suscita es la innovación y la imaginación aplicada a la tecnología aportando soluciones a los retos que enfrentamos actualmente. No significa esperar a alguien más para hacer la mudanza. Esta vez nos invita a tod@s a hacer nuestra parte en cualquier forma posible. Guttman sugiere que si bien ella recomienda la ceremonia - si eso no es lo tuyo, no dejes que te detenga, puedes alinearte en forma diferente con las fuerzas de cambio que actualmente están sobre nosotr@s y ayudar a dirigir la nave en un curso que traerá al mundo más amor.
"Este es un momento intenso cuando tus apegos emocionales serán desafiados a un nivel profundo. Esto puede ser traumático y puede que te sientas muy vulnerable. Puedes tener miedo de perder todo lo que has construido en la vida. Por lo tanto, es un buen momento para entrar en la terapia, o realizar cualquier acción que te ayude a profundizar en los niveles más profundos de ti mism@ y de tu vida. " La autora recomienda trabajar con el chakra cardíaco, olvidarnos de que el pasado y el futuro no existen, centrarse en el presente. Esto tiene que ver con el presente tránsito de Venus. Estamos recibiendo continuamente información, conectados a teléfonos “inteligentes”, que nos envían continuamente mensajes que tienen un impacto en nuestras emociones. No hay que dejar que esto tome control en nuestra vida. Todavía tenemos la opción de decidir cómo responder a este bombardeo de noticias: estar cada vez más asustad@s y temeros@s o desafiarnos a nosotr@s mism@s para tomar un camino diferente, para mantenernos inspirad@s por la belleza y la magia que se nos muestra cada día y cómo también podemos inspirar y ser inspirad@s por l@s que nos rodean en cada momento.(Los momentos en que se darán estos "latidos", figuran al final del post.)
En lo personal, creo que estos eventos astrológicos están moviendo la parte interna que no hemos sanado con respecto al poder personal. Entiendo el “poder”, según lo ha señalado Starhawk (4), no como lo ha entendido la cultura patriarcal “poder sobre otr@”, sino “poder desde adentro.
Potencia interior, que tal vez, deba ser re-orientada. Hemos crecido en un mundo donde “poder” significa dominio sobre los otr@s…las razones pueden ser desde la jerarquía social hasta el supuesto “amor”. Nos obligan por leyes o nos dominan emocionalmente. Nos apegamos desesperadamente a lo que creemos que es “nuestro”: hijos, trabajo, dinero. Respondemos como fieras a todo aquello que nos mueva de ese lugar, vemos amenazado lo que creemos que es nuestro poder o “señorio”. Y proyectamos esta amenaza en l@s otr@s. Pero cabe preguntarnos, realmente son l@s otr@s o esta cuadratura Urano-Plutón nos comienza a mostrar en nuestra sombra personal, una zona de sombra colectiva, el déspota que se aferra a los apegos, pues no ha aprendido todavía a recorrer otras formas. Te propongo ver como los cielos, se reflejan este momento en tu mapa natal.
Y por último y con referencia al título: La primera persona registrada tocando el tambor en la historia de Mesopotamia, fue una sacerdotisa llamada Lipushiau. Ella vivía en la ciudad-estado de Ur, en el 2380 antes de Cristo, que en ese momento había conquistado todos los pueblos que rodeaban la ciudad-estado. Ella era la cabeza espiritual, financiera y administrativa de la Ekishnugal, el más importante templo en Ur dedicado a la luna (4). El emblema del templo fue el balag-di, un tambor redondo de cuerpo pequeño, que se utilizaba para dirigir el canto litúrgico. y es utilizado por las ceremonias de Pueblos Originarios y en Círculos Femeninos. Te invito a disfrutar la experiencia sanadora de una ceremonia de tambores como la que propone Arielle. Vale la pena.
Bendiciones!!
Mónica Gobbin
Sacerdotisa de la Cruz del Sur
011-15-6263-7224
monicagobbin@gmail.com
(1) Este post se basa en el trabajo de Guttman, Arielle: The Seven Drumbeats of Change, Issue #13 - June 2012. Traducción y comentarios propios.
(2) La autora considera conjunción partil en grado 17 en Virgo en octubre de 1965 y la conjunción en grado 16 de Virgo en abril y junio de 1966.
(3) En el zodíaco en reposo, esos 90° corresponden al 0° de Cáncer.
(4) Nacida como Miriam Simos, el 17 de junio de 1951, es una escritora estadounidense, activista social y bruja en la tradición pagana Reclaiming.
Las fechas para estos “golpes de tambor” son las siguientes:
(Haz click sobre la figura para verla completa)

1 comentario:

Alexandra Vega-Rivera dijo...

Infinitas gracias Mónica, es maravillosa esta información! Y es que no hay instrumento más 'uteriano', chamanico e invocante que el tambor. Te abrazo muy fuerte!