jueves, 21 de julio de 2011

La Triple Diosa: la Adulta, María Magdalena y el Santo Grial (publicado el 16/07/2010.Modificado 21/07/2011)



Para much@s de nosotr@s, los héroes de las sagas medievales como Sir Lancelot buscando el Santo Grial, se visten con la armadura de un caballero del Siglo XIII o XIV, y siempre parte hacia sus hazañas, de un viejo castillo hacia tierras lejanas. O aparecen con las ropas de las Órdenes Militares, como un viejo guardián templario, en la saga de Indiana Jones.

Hollywood ha tenido muchísimo que ver con esto. Especialmente cuando casi todas las películas ambientadas en la Edad Media, son vistas como una réplica de la época de Leonor de Aquitania y sus Cortes de Amor, donde nació la literatura caballeresca, reviviendo mitos celtas mucho más antiguos y relacionados con la Antigua Religión de la Diosa, después “reconvertidos” al cristianismo. De esta forma la búsqueda del Santo Grial, como Copa –recipiente de la Sangre de Cristo- se convirtió en un importante elemento en las historias relacionadas con el Rey Arturo (el Ciclo Artúrico o Materia de Bretaña) donde se combinan la tradición cristiana con antiguos mitos celtas referidos a un caldero divino.

Después del éxito editorial y film posterior, del Código Da Vinci (2003), el concepto de Santo Grial, vuelve a nosotr@s recayendo en una figura que ha sido por mucho tiempo usada como el blanco de los insultos a "las caídas", al género femenino: María Magdalena. El papa Gregorio Magno (muerto en 591) muestra a María Magdalena como prostituta arrepentida. Por eso la leyenda posterior hace que pase el resto de su vida en una cueva en el desierto, haciendo penitencia y mortificando su carne. Son frecuentes en el arte occidental las representaciones de "Magdalena penitente” [1]. Más allá de su calidad como novela, el tema puso "el dedo en la herida" y puso sobre el tapete, un tema silenciado.

Y a partir de aquí, vemos cómo se desdibuja el caballero como centro de la historia y empieza a tomar fuerza la imagen de lo Femenino. Lo Sagrado Femenino, ocultado y negado. El Caballero con su Armadura o la Sacerdotisa con el Caliz???
La tradición oriental afirma que, después de Pentecostés, María Magdalena fue a vivir a Efeso con la Virgen María y San Juan y que murió ahí. A mediados del siglo VIII, San Wilibaldo visitó en Efeso el santuario de María Magdalena. En el 886 fueron llevadas sus reliquias a Constantinopla. Pero según la tradición francesa, muy difundida en occidente, María Magdalena fue con Lázaro y Marta a evangelizar la Provenza, Francia y pasó los últimos treinta años de su vida en los Alpes Marítimos, en la caverna de La Sainte Baume. Poco antes de su muerte, fue trasladada milagrosamente a la capilla de San Maximin, donde recibió los últimos sacramentos y fue enterrada por el santo. La primera mención del viaje de María Magdalena a la Provenza data del siglo XI, a propósito de las pretendidas reliquias de la santa que se hallaban en la abadía de Vézelay, en Borgoña. Pero la historia no tomó su forma definitiva sino hasta el siglo XIII, en la Provenza. A partir de 1279, empezó a afirmarse que las reliquias de Santa María Magdalena se hallaban en Vézelay, en el convento dominicano de Saint-Maximin. Todavía en la actualidad es muy popular la peregrinación a dicho convento y a Sainte Baume.

El cuarto evangelio dice muy claramente que la mujer que ungió a Cristo en Betania era María, hermana de Lázaro. El nombre de María Magdalena no se menciona en relación con la escena de la unción sin embargo, según los evangelios, es ella quien acompaña a Jesús al calvario, y permanece parada cerca de la cruz, y es ella quien va en el amanecer del día de Pascua a completar la unción para la sepultura que ella misma había comenzado días antes.

En cambio sólo aparecen referencias a María Magdalena con posterioridad a la Ascensión en los Evangelios Gnósticos (de los cuales fueron hallados rollos coptos en Nag Hammadi en 1945 y en otros sitios de Egipto). Textos que sugieren que María Magdalena fue una compañera cercana de Jesús. El Evangelio de Felipe dice: "Hubieron tres que caminaron con el Señor en todo momento: María su madre, su hermana (de María) y Magdalena aquella que es llamada su compañera". María Magdalena según este evangelio gnóstico encontrado en Nag Hammadi despertaba celos en los apóstoles porque ella era la compañera cercana o "consorte”.

En la novela "El Rey Jesús"(1946), Robert Graves, investigador de mitos del siglo XX, sugiere que tanto el linaje como el matrimonio de Jesús permanecieron ocultos para todos salvo un grupo selecto de líderes leales. En orden de proteger el linaje sanguíneo real, este matrimonio debió ser ocultado de los romanos y de la jerarquía de Herodes. Luego de la crucifixión de Jesús, la protección de su esposa y familia habría sido una misión sagrada para los pocos que conocían su identidad. Toda referencia al matrimonio de Jesús habría sido deliberadamente oscurecida, cortada y erradicada. Sin embargo la esposa grávida del ungido Hijo de David habría sido la portadora de la esperanza de Israel. La portadora del Santo Grial, el sagrado linaje real.

Para Margaret Starbird, en su libro ““La Mujer con el Jarro de Alabastro: María Magdalena y el Santo Grial””, ella una heredera Benjamita destinada a acarrear un linaje sanguíneo sagrado. Esto a veces ha llevado a confundir su culto con el de Sara Kali o “Sara la Noir” (La Sainte des Gitans) en Saintes-Maries-de-la-Mer (haz click para más información).

Para varios autores, hay elementos de evidencia, que apuntan claramente a María Magdalena como una sacerdotisa del templo de la Diosa. La primera es su título, la "Magdalena", casi idéntica a la "Magdala", que es el nombre del templo de tres torres de María-Anna/Ishtar (Innana-Astarté-Ishtar), en Migdal, "El pueblo de las Palomas," un lugar donde las palomas sagradas fueron criadas para la diosa del Amor. Su rol en el Matrimonio Sagrado, como Amante y La que Unge. La Portadora de la Sangre Real como Madre de un Niño Divino, como se llamaban a los hijos de la Sacerdotisa y el Rey.

Así la han visto muchos artistas, como Signorelli, quien la ha pensado como una Innana majestuosa. Oculta y velada vuelve a recuperar su reino entre nosotr@s.

Tal vez al elegir la fecha 22 de julio para su "cumpleaños celestial", el día en que la estrella Sirius [2] asciende desde el horizonte, el cristianismo proclamó a María Magdalena Reina del Cielo y sucesora de Isis. Así como Isis era el canal posibilitador de la resurrección de su esposo Osiris, María Magdalena era el vehículo de la resurrección de Cristo. No es casualidad la elección de esta fecha… es otro signo de que María Magdalena es un aspecto de la Gran Diosa, como Mujer, como Sacerdotisa.

Los templos de Isis cubrieron parte del territorio francés. La Diosa fue negada y arrojada a las profundidades de nuestro ser. Pero Ella ha vuelto, en imágenes, sueños, leyendas y catedrales. Y en la búsqueda del Santo Grial, aparece otro elemento, que viene a completar el vínculo con la Diosa. Es el Caldero del Renacimiento, la Vieja Sabia y los mitos celtas. Y su Presencia Velada y Ocultada.
Ha sido todo esto una metáfora que nos mostraba a la Diosa???? Estuvo delante de nosotr@s todo este tiempo pero no la podíamos ver en su total resplandor, negándonos la posibilidad de transmutar y re-nacer que Ella nos ofrece.

Qué nos trae el Mensaje de Maria Magdalena, a las mujeres de nuestro tiempo?
Ella nos trae a la Diosa, mostrándonos a la Adulta, para que podamos sanar las heridas de siglos de escisión entre los arquetipos de “Madre o Prostituta”. Nos acompaña para llevar a cabo el trabajo de convertirnos en mujeres plenas, adultas, integrando las escisiones que provocó el patriarcado, capaces de atender nuestra propia nutrición y ser nutricias para los otros, desde una nueva concepción de los arquetipos femeninos.

[3] (Ver nota al pie sobre la relación con el calendario Maya y los Dogon).

Crea un espacio sagrado. Encuéntrate con Ella, busca su Guía y su Consejo, envuelta en perfume de nardos!

Bendita seas!!

Mónica Gobbin

Sacerdotisa de la Diosa de la Cruz del Sur.

011-4372-6553/011-15-6263-7224
monicagobbin@gmail.com
sacerdotisadeladiosadelacruzdelsur@gmail.com

[1] En 1969, el papa Pablo VI retiró del calendario litúrgico el apelativo de "penitente" adjudicado tradicionalmente a María Magdalena; así mismo, desde esa fecha dejaron de emplearse en la liturgia de la festividad de María Magdalena la lectura del evangelio de Lucas (Lc 7:36-50) acerca de la mujer pecadora. Desde entonces, la Iglesia Católica ha dejado de considerar a Maria Magdalena una prostituta arrepentida. Sin embargo, esta visión continúa siendo la predominante para muchos católicos.

[2] Sirio, conocida en el Antiguo Egipto como Sopdet (en griego: Sothis) se registra en los primeros registros astronómicos. Durante la época del Imperio Medio, los egipcios basaron su calendario en la salida heliaca de Sirio, a saber, el día en que se hace visible justo antes del amanecer después de mover lo suficientemente lejos de la luz del sol. Esto ocurria justo antes de la inundación anual del Nilo y el solsticio de verano, tras una ausencia de 70-días de los cielos.



Sirio/Sopdet
El jeroglífico de una estrella Sothis características y un triángulo. Sothis se identificó con la gran diosa Isis, que formaba parte de una trinidad con su marido Osiris y su hijo Horus, mientras que el periodo de 70 días simboliza el paso de Isis y Osiris a través de la Duat (inframundo egipcio)

[3] Es interesante observar dos cosas:
1.- Existe una relación entre esta celebración y el "día sin tiempo", para el Calendario Maya.
La duración del año solar maya es más precisa que la de nuestro año gregoriano.
El próximo 25 de julio, es el último dia de uno de los calendarios mayas, el anual. En términos mayas, comienza el ciclo solar galáctico, marcado por la sincronización del sol con la estrella Sirio, dando inicio a una nueva revolución de la Tierra. Esta estrella, es un punto central en la mitología del pueblo Dogon en Malí (África occidental)
2.- Para los que vivimos en el Hemisferio Sur, están energías fluyen en el verano. Para el Solsticio de Verano, en diciembre, estamos celebrando este aspecto de la Diosa.

No hay comentarios: